Hoy he escuchado... "Concierto"

"Concierto" es el título de uno de mis discos de jazz preferidos, disco perteneciente al sello CTI y grabado en los estudios RVG de New Jersey, en abril de 1979. El plantel de músicos intervinientes es el siguiente: Jim Hall (guitarra); Chet Baker (trompeta); Paul Desmond (saxo alto); Roland Hanna (piano); Ron Carter (contrabajo) y Steve Gadd (batería).

Cara A: 1. You’d be so nice to come home to. 2. Two’s blues. 3. The answer is yes Cara B: Concierto de Aranjuez.

Empieza la cara B –el concierto de Aranjuez y que ocupa su totalidad- con una disección del motivo principal y de sus distintas partes por los músicos intervinientes. Jim Hall abre con la introducción en el tema principal. Le sigue Chet Baker, que lo retoma. Las intervenciones y diálogos se suceden alternativamente entre los músicos hasta que Jim Hall modula para canalizar el tema hacia el ritmo característico que no se abandonará ya en los casi veinte minutos que dura la obra.

Mientras Carter, Hanna y Gadd marcan el ritmo, las intervenciones de Hall, Desmond y Baker van desgranando y exprimiendo la obra hasta dejarla completamente desnuda. Me pregunto qué habrá pensado el maestro Rodrígo si alguna vez tuvo la oportunidad de escuchar esta joya plena de lirismo, sensibilidad y sentimientos. El nivel de los músicos en estos intercambios es altísimo, pero me llaman poderosamente la atención las intervenciones de Chet Baker, que en cierto sentido nos dejan entrever, por su profundidad emotiva y como si de un cristal transparente se tratase, lo difícil y tortuosa que fue su existencia.

Melodiosa, profunda y delicada es la intervención de Roland Hanna, al más puro estilo clásico y plena de romanticismo. A la altura de sus compañeros de grabación.

De la cara A decir que está en un gran nivel y en la misma línea aunque, le faltan esa emoción y ese interés propias de una gran obra.

Cinco leyendas del jazz reunidas en este estupendo, emotivo e irrepetible trabajo.

Gracias, señores, -me digo- por este estupendo legado. Gracias, Sr. Hall por haber reunido en esta grandiosa obra a un plantel de músicos dignos del más grande de los reconocimientos. Si de mí dependiera sustituiría las cabezas de los presidentes Washington, Jefferson, Roosvelt y Lincoln, esculpidas en las Montañas Negras del monte Rushmore (Dakota del Sur) por sus venerables efigies. Que lo disfrutéis.






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado